Blog

Sostenibilidad en la logística: Cómo hacer tu negocio más verde

Sostenibilidad en la logística: Cómo hacer tu negocio más verde

Cada vez se le da más importancia a la sostenibilidad y a la responsabilidad medioambiental en el mundo empresarial. El 57 % de las empresas españolas cuentan con un profesional o departamento dedicado a esta área, según el informe Finanzas sostenibles y Agenda 2030: invertir en la transformación del mundo, desarrollado por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas en España.

Podemos decir que son factores que se han convertido en imprescindibles a la hora de desarrollar una actividad económica. Es más, cada vez son más las personas que, a la hora de comprar un producto, se fijan en si este es respetuoso con el medio ambiente o no. 

En este aspecto de la sostenibilidad, también hay que ser conscientes y darle importancia al transporte. Datos del Instituto Nacional de Estadística muestran que el sector del transporte y la logística genera el 14,19 % de las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestro país.

Pero… ¿Cómo puedes hacer que la logística de tu negocio sea más sostenible? En el siguiente artículo abordaremos todas estas cuestiones que atañen a la sostenibilidad en la logística y cuáles son los pasos necesarios para conseguir que tu negocio sea más verde.

¿Qué es la sostenibilidad en la logística?

Cuando hablamos de sostenibilidad en la logística, nos estamos refiriendo al concepto de “logística verde”.  

Este término (también conocido como “green logistics”) es el conjunto de medidas que tienen como fin reducir el impacto ambiental, producto del transporte y la logística en todas sus facetas de actividad. Con la logística verde se quiere lograr una reducción del consumo de energía y las emisiones de este sector. 

Por tanto, son todas aquellas acciones que pretenden transformar las estrategias de la logística, así como su estructura, proceso y sistema, para crear un proceso logístico más racional en cuanto al impacto ambiental y promover un uso eficaz de los recursos. 

Ventajas de la sostenibilidad en la logística

Implantar la sostenibilidad en la logística de tus envíos supone grandes beneficios, tanto para el medio ambiente como para tu negocio. Alguno de estos son:

  • Uso más sostenible de los recursos. Esto supone una reducción en el uso de medios de transporte.
  • Descenso en la producción de residuos, ya que los empaquetados no son tan contaminantes. 
  • Menor contaminación acústica. El descenso en el uso del transporte constante ayuda, a su vez, a disminuir el ruido. 
  • Cumplimiento de la normativa ambiental, lo que supone una importante prevención ante posibles sanciones.
  • Disminución del coste en logística. Al contrario de lo que muchos puedan pensar, la sostenibilidad en la logística supone un coste menor, gracias a un mejor uso de los recursos disponibles.
  • Reducción del consumo de energía, y con este un importante ahorro económico en las facturas energéticas.
  • Optimización de los procesos de trabajo, al aumentar la productividad.
  • Incremento del bienestar de los empleados, al trabajar en entornos más saludables.
  • Innovación y alta ventaja competitiva frente a la competencia, puesto que la sostenibilidad en la logística no la tienen implantadas todas las empresas.
  • Valor añadido ante los consumidores, ya que, al ser respetuosos con el medio ambiente, permite atraer y fidelizar a más clientes.

Podemos decir que implantar la sostenibilidad en la logística de una empresa, puede suponer la mejora de su imagen pública gracias a los grandes resultados que genera.

¿Cómo alcanzar la sostenibilidad en la logística de tu negocio?

Ahora que conoces qué es la sostenibilidad en la logística y cuáles son sus ventajas, seguro que te estás planteando cómo puedes implantarla en tu empresa. 

Existe una amplia variedad de medidas que las compañías pueden adoptar para conseguir alcanzar la sostenibilidad logística. Desde el empaquetado hasta las rutas que se realizan son aspectos a tener en cuenta.

Trabajar en el aprovisionamiento

Para lograr una buena sostenibilidad logística, hay que empezar desde cero, desde la cadena de suministro, es decir, el aprovisionamiento.

Se puede reducir el impacto ambiental de las mercancías al elegir proveedores que estén próximos a la zona de entrega, contar con fabricantes y suministradores que acrediten una gestión ambiental responsable, cargar al tope los vehículos antes de “salir a la carretera”, usar embalajes sostenibles, etc. De esta forma, este punto podemos dividirlo en tres puntos claves:

  • El empaquetamiento. El embalaje genera muchos residuos: papel, cartón, plástico… Frente a esto, se puede utilizar materiales reutilizables; es decir, usar un embalaje ecológico.
  • El transporte y la distribución. Los vehículos son uno de los principales responsables de las emisiones de dióxido de carbono. Para solucionar este aspecto, es necesario disminuir el número de traslados, sustituir los vehículos más contaminantes por otros medios de transporte más ecológicos, así como optimizar las rutas.
  • El reciclaje. Como te adelantamos, en el proceso logístico se genera una gran cantidad de residuos, por lo que es recomendable usar materiales reciclables, reutilizables o, en su defecto, biodegradables.

Crear infraestructuras logísticas más sostenibles

Los almacenes son otro de los elementos a considerar. Es imprescindible contar con una buena infraestructura que permita almacenar, transportar y cargar la mercancía sin ningún problema. 

Es en este punto que podemos utilizar las energías renovables como solución al problema. Estas instalaciones necesitan electricidad, agua, etc., que se pueden obtener de dichas energías renovables para reducir la contaminación. 

En relación con lo anterior, aunque en la construcción de inmuebles logísticos se suele dar mayor importancia al coste de este frente a la eficiencia, es un punto a considerar. Asimismo, los precios tan elevados que hay actualmente en torno a la energía, hace que invertir en energías renovables sea una gran opción.

Digitalizar y automatizar los procesos

Otra de las acciones que se pueden llevar a cabo para lograr la sostenibilidad en la logística es contar con almacenes inteligentes.

¿Qué quiere decir esto? Se opta por robotizar y digitalizar los procesos. Aunque puede parecer que con esta medida tecnológica se consuma más energía, a medio y largo plazo, es todo lo contrario. ¿Por qué? Muy fácil: porque se produce más en un menor tiempo.

Es decir, por un lado, los robots producen de media más rápido que un humano. Y, por otro lado, al digitalizar todo lo relacionado con la compañía, podemos ganar en espacio y tiempo (puesto que encontramos fácilmente lo que estamos buscando al seguir una ruta y tener todo en orden).

Te puede interesar | Gestión documental: ¿Cómo hacerla sostenible? 

Utilizar transporte sostenible

Antes mencionamos muy por encima que el transporte es uno de los factores más contaminantes a tener en cuenta. Explicamos que para reducir su impacto se puede reducir el número de traslados, optimizar las rutas y sustituir los vehículos más contaminantes por otros más respetuosos con el medio ambiente.

Sin embargo, ¿cuáles son los vehículos más respetuosos con el medio ambiente? Podemos distinguir claramente 4 (y seguro que te suenan):

  • Vehículos eléctricos.
  • Bicicletas eléctricas.
  • Patinetes eléctricos.
  • Motos eléctricas. 

A su vez, también para los repartos puedes optar por:

  • Vehículos autónomos.
  • Reparto con drones.
  • Robots de entrega.

Asimismo, ¿cómo se pueden optimizar las rutas? Tan solo es necesaria una buena organización. Conocer de antemano los traslados que son necesarios, conocer los horarios y particularidades de los clientes, cargar los vehículos al tope, saber de antemano los datos más relevantes de los productos que se van a transportar, controlar todo tipo de información relevante sobre el viaje (por ejemplo, si se trata de un un transporte frigorífico, estar al tanto sobre las temperaturas necesarias en cada tramo del viaje), etc.

Logística inversa

Por último, en la sostenibilidad en la logística, también hay que tener presente la logística inversa para la gestión de residuos. 

Cabe destacar que este tipo de logística se entiende como el proceso de devolución y retorno del material a su punto de origen para su posterior reciclaje y reaprovechamiento. 

Por tanto, algunas de las medidas que se pueden implantar para alcanzar la sostenibilidad con la logística inversa son:

  • Retirada de productos obsoletos
  • Reacondicionamiento o reutilización de los anteriormente mencionados.
  • La recuperación de embalajes reciclables.

En resumen, para conseguir la sostenibilidad en la logística, hay que ser conscientes con el embalaje, el transporte utilizado y las rutas a seguir, así como alcanzar la eficiencia energética, optimizar los recursos y gestionar los residuos. 

Implantar la sostenibilidad en la logística de tus productos

Esta tendencia encaminada hacia una logística más sostenible y con menor impacto medioambiental cada vez tiene una mayor relevancia.

Optar por implantar la sostenibilidad en la logística de tus envíos, puede suponerte una gran ventaja y marcar una gran diferencia con respecto a tu competencia. 

Por ello, es recomendable que cuentas con una empresa externa que te ayude con esta tarea. Es importante que aquel partner que elijas se alinee con tus expectativas y necesidades.

A través de SEUR Logística, podemos ayudarte con la sostenibilidad en lo logística de todos tus envíos. Somos el socio estratégico ideal para el rediseño de tu cadena logística. Además, estamos especializados en el sector del comercio electrónico.

Contacta con nosotros para consultar más información sobre cómo podemos ayudarte con la sostenibilidad en tus envíos a través de nuestra solución logística global.

Perfil del autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.